La gestión de las ciudades es inseparable de la tecnología

0

Buenos Aires.- En Miami viven 600 mil personas, pero durante el día debe atender a un total de 1 millón 400 mil. En Buenos Aires, las cifras son todavía más altas: viven 3 millones, pero durante el día, la población de la ciudad asciende a 6 millones 500 mil. El caso más extremo es el de Ciudad de México: en las noches, la población es de 9 millones, durante el día, sobrepasa los 17 millones. Este oleaje humano es común a las capitales de América Latina: a diario, desde centros poblados y ciudades más pequeñas, millones de latinoamericanos se desplazan a las urbes más grandes a trabajar o realizar diligencias. Ocurre en Lima, Bogotá, Sao Paulo, Caracas y Ciudad de Panamá.

Las consecuencias de este fenómeno son diversas y colapsan los sistemas de transporte. Las personas invierten hasta tres horas para desplazarse de sus hogares a sus lugares de trabajo. Y pasan un tiempo similar, al final de la jornada, de regreso a sus casas. A lo largo del día, el consumo de agua y electricidad, la generación de desechos y el uso de servicios de salud y de los espacios públicos –circulación de vehículo y peatones– se incrementa. Es evidente: la gestión de las ciudades es un desafío cada vez más complejo.

Sobre ello debatieron el pasado 29 de marzo en Buenos Aires, en el foro “Las ciudades de América Latina ante los desafíos globales”, convocado por el diario El País, con el apoyo de empresas de España y Argentina. Participaron Íñigo de la Serna, ministro de Fomento de España; Tomás Pedro Regalado, alcalde de Miami; Horacio Rodríguez Larreta, alcalde de Buenos Aires [en la foto]; y Miguel Ángel Mancera, alcalde de Ciudad de México, además de otros varios expertos, tanto funcionarios públicos como profesionales representantes de empresas. El evento fue propicio para que todos ellos compartieran sus visiones acerca de los retos actuales en las ciudades del continente y, sobretodo, ofrecieran soluciones y propuestas viendo hacia adelante.

20170329_101055

A pesar de la multiplicidad de temas y enfoques debatidos –mesas redondas en las que se discutieron, además, la transparencia de los gobiernos locales, la cohesión social y la integración de las ciudades y el desarrollo urbano sostenible– hay un punto en el que esas soluciones concurren: todas pasan por las nuevas tecnologías.

Los expertos son categóricos al señalar el papel que desempeña y desempeñará el big data en la planificación del funcionamiento de las ciudades. La tecnología es el factor clave, por ejemplo, para disminuir o acabar con las colas, sean de vehículos, para acceder al metro o para una cita médica. Pero también es factor clave para el diseño de nuevas urbanizaciones, atender las emergencias de cualquier índole, fomentar el turismo, disminuir los desplazamientos para realizar diligencias, disminuir el consumo de agua y energía, desarrollar programas para la incorporación de los inmigrantes, establecer los parámetros más eficientes entre las ciudades y sus zonas metropolitanas, mejorar la calidad y pertinencia de la información que se provee a los ciudadanos.

Elkin Velázquez: hay que construir la cohesión social

Elkin Velázquez, director de la Oficina Regional de América Latina de ONU Hábitat, concentró su intervención en dos aspectos sobre los que abundó en una entrevista con IQLatino: “El primero es cómo utilizar las políticas urbanas, tanto a nivel nacional como local para construir valor, para construir riqueza. Creo que eso es algo muy importante en este momento preciso de la economía latinoamericana. El segundo reto es cómo hacer para que los procesos de desarrollo urbano tengan un dividendo, un impacto en la disminución de las desigualdades, en la construcción de la cohesión social. Lograr ambos objetivos, tiene que ver mucho con las metodologías de trabajo, con los instrumentos que se utilizan tanto a nivel de diseño urbano como a nivel de la legislación urbana y de los esquemas de financiación del desarrollo de las ciudades”.

Los esfuerzos por generar ciudades sostenibles, sin embargo, no dependen solamente de la política pública. Velásquez defiende que los esfuerzos deben ser combinados con el sector privado. “Lograr los objetivos, tiene que ver mucho con las metodologías de trabajo, con los instrumentos que se utilizan tanto a nivel de diseño urbano como a nivel de la legislación urbana y de los esquemas de financiación del desarrollo de las ciudades”.

Las advertencias de Elkin Velázquez adquieren todavía más relevancia, cuando se las contrasta con la tendencia en curso, de una todavía mayor concentración de habitantes en las ciudades. De acuerdo al pronóstico del alcalde de Buenos Aires, Rodríguez Larreta, del 60% actual, en el 2050, 80% de la población mundial vivirá en ciudades. Esta concentración generará problemáticas comunes. Ante esto, el alcalde de Ciudad de México, Miguel Ángel Macera, decía: “nos tenemos que reunir en foros como este para ver qué soluciones encontramos”.

Compartir

Sobre el Autor

Pedro Camacho

Comunicador social y documentalista, ha colaborado con publicaciones como Sala de Espera en Venezuela, y con la plataforma VICE y sus distintos verticales (Noisey, Munchies y Creators Project). Adicionalmente se ha desempeñado como redactor creativo y realizador audiovisual, desarrollando contenido para cine y televisión (The Biography Channel, Discovery Networks y MTV en sus señales latinoamericanas).